You are here: Inicio » Noticias » Mostrando articulos por etiqueta: veredicto
Martes, 21 Ago 2018
Mostrando articulos por etiqueta: veredicto

18 años de prisión para los padres de Asunta. Sentencia completa

Jueves, 12 de Noviembre de 2015 14:40 Publicado en Noticias

La condena ha sido de 18 años de prisión para los padres de Asunta, Rosario Porto y Alfonso Basterra, los padres adoptivos de la niña que falleció hace más de dos años. El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) ha confirmado que la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a ambos por un delito de asesinato con la concurrencia de la agravante de parentesco.

 

El magistrado Jorge Cid Carballo ha emitido la sentencia cuando están a punto de cumplirse dos semanas desde que el jurado popular declarase culpables a ambos padres de la muerte de Asunta, un veredicto que llegó tras cuatro jornadas de deliberación. Así, el jurado consideró probado, por unanimidad, que tanto Alfonso Basterra como Rosario Porto suministraron de común acuerdo y repetidamente a Asunta, durante al menos tres meses antes de su muerte, un medicamento que contenía lorazepam y que el padre fue el encargado de comprar este fármaco, al menos en tres ocasiones entre julio y septiembre.

 

Del mismo modo, apoyaron el hecho de que ambos, "puestos de común acuerdo para acabar con la vida de su hija", le suministraron una cantidad tóxica de este medicamento el día 21 de septiembre de 2013 en el transcurso de una comida familiar y que, después de las 18.15 horas, Asunta fue hasta la vivienda de Montouto (Teo) en compañía tanto de Rosario Porto como de Alfonso Basterra.

 

El veredicto también consideró probado que los acusados "asfixiaron a su hija Asunta" en la vivienda de Montouto en un periodo comprendido entre las 18.33 y las 20.00 horas del 21 de septiembre, aplicándole compresión sobre la boca y la nariz. Finalmente, determinó que fue atada de brazos y piernas en un momento próximo a la muerte con cuerdas plásticas de color naranja y que, cuando falleció, la víctima "no pudo defenderse" porque estaba bajo los efectos del lorazepam.

 

 

Asunta Basterra falleció entre las 16.00 y las 20.00 horas del día 21 de septiembre de 2013 por asfixia, sofocada con un objeto "blando y deformable", según recoge la autopsia, que determinó también que no había sido agredida sexualmente. En el momento de su muerte, además, tenía en su organismo una dosis "tóxica" de lorazepam --principio activo del Orfidal-- que anuló su capacidad de defenderse.

 

En un momento próximo a su muerte --inmediatamente antes o después-- el cuerpo de la niña fue atado y posteriormente trasladado a una pista forestal del lugar de Feros, donde fue "colocado" en el talud de una cuneta. Dos hombres que circulaban por la zona la encontraron pasadas las 1.00 horas del día 22. Los análisis toxicológicos permitieron determinar que Asunta había sido sedada de forma continuada con dos benzodiacepinas en los tres o cuatro meses anteriores a su muerte, en los que registró varios episodios en los que acudió a clase con síntomas de somnolencia.

Sentencia íntegra del caso Bretón

Lunes, 22 de Julio de 2013 17:32 Publicado en Noticias

Hoy se ha hecho pública la sentencia con la que la Audiencia Provincial de Córdoba considera probados todos los hechos que previamente ya había indicado el jurado popular. En ella condena a José Bretón a cuarenta años de prisión por el doble asesinato de sus hijos con agravante de grado de parentesco.

1. Crimen por venganza: El magistrado considera probado, como ya lo hizo el jurado popular, que Bretón concibió la idea de dar muerte a los niños «como venganza contra su esposa, dada su negativa a aceptar pacíficamente la ruptura matrimonial, su personalidad refractaria a la frustración y su carácter rencoroso».

2. Bretón mató a sus hijos el 8 de octubre de 2011, en una parcela de sus padres en el polígono de «Las Quemadas», quemando sus cuerpos en una pira funeraria de gran poder calorífico, fingiendo después que había ido con los niños a un parque infantil, en cuyo trayecto supuestamente los habría perdido.

3. En lo que respecta a la ideación del acusado del plan para matar a sus hijos y las motivaciones internas que pudiera tener para hacerlo, la sentencia concluye que el «jurado analiza con toda corrección la extensa prueba testifical realidad», basándose en las declaraciones de la madre, la abuela y el tío materno de los menores y el psiquiatra de Bretón, así como en las conclusiones de la prueba pericial sobre el estado mental del acusado, en el que coincidieron también amigos del propio Bretón durante sus declaraciones.

4. Que los restos óseos encontrados en la finca de «Las Quemadillas» «no podían sino corresponderse necesariamente con los de los hijos del acusado».

5. Que con independencia de cómo matara Bretón a sus hijos, desde el momento en que quemó sus cuerpos en la pira, lo que ha quedado patente es «su intención de acabar con su vida, pues dicha cremación no puede tener otra finalidad ni otro posible resultado que la muerte de los niños».

6. Los hechos son constitutivos de dos delitos de asesinato con alevosía, pues los mató «intencionada y alevosamente», y de un delito de simulación de delito, pues fingió su desaparición.

7. El magistrado concluye que existe «abundante prueba de cargo», necesaria cuando el veredicto dictado por el jurado popular es de culpabilidad. La sentencia recoge que existe la prueba de cargo, «muy detalladamente explicitada por el jurado en su acta de veredicto, si bien con la particularidad de que en su gran mayoría, y sobre todo en su parte incriminatoria fundamental, no ha sido prueba directa sino indiciaria.

8. Para los dos delitos de asesinato considera el magistrado que existe el agravante de parentesco, por lo que la pena resultante debe ser «de 20 años de prisión por cada asesinato». Dicha pena se encuentra en su extensión máxima debido al agravante de parentesco, la «premeditación» de Bretón a la hora de cometer el doble asesinato y su «carácter despiadado».

9. Además de la pena de prisión, el juez prohíbe a Bretón acercarse tanto a Ruth Ortiz como a la abuela materna y al tío materno de los niños en un radio de un kilómetro, y comunicarse con ellos por cualquier medio. También lo condena a pagar una multa de 10 euros diarios durante 9 meses por el delito de simulación de delito.

10. Bretón tendrá que cumplir al menos la mitad de la pena (20 años) antes de que se le pudiere clasificar en el tercer grado de tratamiento penitenciario.

11. Ruth Ortiz recibirá los restos humanos que custodia el Tribunal y que corresponden a sus hijos para su inhumación, una vez que la sentencia sea firme y se inscriba en el Registro Civil la defunción de los dos menores. Bretón habrá de indemnizar a Ruth Ortiz con 500.00 euros, al Ministerio del Interior con 137.335,65 y al Ayuntamiento de Córdoba con 22.567 euros. 

 

Artículos